• INFANCIA MISIONERA 2022


    ¡Comienza a preparar la jornada!
  • CONCURSO INFANCIA MISIONERA 2022


    Tú eres luz para el mundo
  • MEMORIA DE ACTIVIDADES 2020


    ¡Así fue 2020 en Obras Misionales Pontificias!
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

martes, 23 de noviembre de 2021

COMIENZA LA CAMPAÑA DE INFANCIA MISIONERA

Desde OMP, ofrecen a todos los niños la oportunidad de preparar la campaña de Infancia Misionera con la ayuda del calendario de adviento misionero. Desde el 28 de noviembre, incluida toda la Navidad hasta llegar al día 16 de enero, fecha de la Jornada de Infancia Misionera, los niños podrán acompañar a Jesús en su camino a Jerusalen para ser como ÉL "¡LUZ PARA EL MUNDO!"

miércoles, 3 de noviembre de 2021

La misionera Antonia Barrilero, natural de Tembleque, celebra sus “Bodas de Oro” de profesión religiosa al servicio de la misión

 Antonia Barrilero: “Conservo la misma pasión por la entrega misionera, eso sí macerada por la experiencia”

Antonia Barrilero, misionera toledana de las Franciscanas Hijas de la Misericordia, actualmente en Cochabamba (Bolivia), regresaba a Tembleque, su pueblo, para celebrar los 50 años de entrega misionera. 50 años, sus “Bodas de Oro”, de verdadera “fidelidad, perseverancia, entrega y alianza” para servir desde el Evangelio a todo el mundo.

Ha sido la Parroquia “Nuestra Señora de la Asunción” de Tembleque el lugar elegido para esta celebración de los cincuenta años de su profesión religiosa. Antonia Barrilero regresaba a “la Comunidad Cristiana de mi pueblo, Tembleque. La vuelta a este lugar, donde están mis raíces fue especialmente emotiva. Aquí fui inserta a la fe, con el bautismo. Y, también en este lugar, fue donde, en el seno familiar, aprendí el valor del trabajo, del esfuerzo, de la sencillez, de la humildad y, de la dignidad de vivir pobremente: porque la pobreza es el mayor tesoro cuando se aprende que los bienes materiales son efímeros y que la felicidad procede de la alegría y la confianza en un Dios providente”.

Tembleque, cuna de misioneros y misioneras, prosigue Barrilero, “fue también el germen de mi vocación religiosa; el lugar del descubrimiento de la entrega y del servicio a los más necesitados como valores reveladores de la misericordia de Dios. Esto que aprendíamos en el catecismo de la Iglesia, lo descubrí hecho vida en el testimonio de las religiosas Franciscanas Hijas de la Misericordia. Con ellas aprendí las primeras letras y en ellas vi los primeros ejemplos de una vida entregada a los demás. En los rostros de estas mujeres sencillas descubrí una felicidad desbordante. Y la quise para mí. Así nació mi vocación y no dudé en secundar la llamada de Dios. Por eso, mi regreso fue muy emotivo y lleno de agradecimiento. En primer lugar, para agradecer a Dios su Fidelidad para conmigo y para dar testimonio de que El Señor ha estado grande en mi historia. Y, en segundo, para agradecer también a mi familia su generosidad hacia mí, ya que siempre apoyaron mi decisión de ser religiosa”.

Antonia Barrilero habla de “fidelidad, perseverancia y alianza” para describir el recorrido misionero que ha vivido en estos años. Además, cuenta con detalle lo que significa cada una de esas palabras en su propio camino misionero.

“Fidelidad – indica la misionera toledana – de parte de Dios que, a pesar de mis limitaciones y deficiencias a la hora de servirle, se ha servido de mí para ser Instrumento de Paz y Bien. Una misión que, en consonancia con nuestro carisma de la misericordia, me ha permitido estar al lado de los más débiles y pequeños, defendiendo sus intereses y siendo “voz de los sin voz”. Dios vive en el hermano: es una certeza que constato cada día. Desde esta visión, he procurado y procuro llevar la Palabra con pasión, descubriendo en el prójimo el rostro de Jesús, como hizo Francisco de Asís con el leproso. Y el gozo de experimentar esta donación no se puede calibrar en palabras; sólo es medible por la absoluta certeza de que cumplo la voluntad de Dios”.

Prosigue Antonia destacando la “perseverancia en el día a día, superando las dificultades. El seguimiento de Jesús no es un camino fácil. Gracias a Dios no se recorre de un tirón. Al contrario, está jalonado de baches, piedras, inclemencias y contratiempos. Es esta peculiaridad la que pone a prueba nuestra fidelidad y nuestra confianza en Aquel por quien lo hemos dejado todo. La solidez de los cimientos del primer Fiat es esencial para ir sorteando los imprevistos, las asperezas, las dudas implícitas en toda historia personal y, desde luego, la espiritual.  En mi caso concreto, el hecho de progresar por este camino anclada en la certeza primera de la llamada, es lo que ha hecho que, a día de hoy, mi historia consagrada haya sido un trayecto caracterizado por una actitud perseverante, consciente de que todo lo he podido y puedo gracias a Dios. No a mí, sino a Él, toda la gloria, como canta el salmista”.

Añade que “la fidelidad y la perseverancia son expresión de mi alianza con Dios”. En ese sentido destaca Antonia que es “una alianza que habla de unión con el Señor de las misericordias. Una relación especial con Él, quien a iniciativa Suya, me llamó a su mies para trabajar en ella, y llevar su Palabra en mi lugar de misión. Y he de confesar que, a lo largo de todos estos años, he experimentado su Ternura, su Cuidado y su bendición. Dios es siempre fiel a su promesa; así puedo atestiguarlo: nunca me ha pedido nada que superara mi capacidad y en todo momento me ha dado las fuerzas necesarias para saber superar las dificultades del camino. Su Alianza habla de compromiso, unidad y comunión en la tarea de ser artífice del Reino. Y en esa empresa siempre he sentido su Presencia dando sentido a mi Vida Consagrada”.

De la celebración que ha acogido Tembleque, la misionera Antonia Barrilero detalla que “momentos como los vividos a lo largo de mi celebración de Bodas de Oro son un gran regalo de Dios. Y desde luego un motivo para mirar mi historia con una mirada agradecida por el Amor con el que el Señor ha bendecido mi vida y por haber sido yo portadora de su Amor para la humanidad sufriente. Desde mi pequeñez, desde mi día a día, desde el ámbito de misión en el que estoy destinada, he procurado dar vida a la Palabra y ser artífice de bienaventuranza”.

Teniendo muy presente a su congregación religiosa, las Franciscanas Hijas de la Misericordia, Antonia asevera que “el tiempo pasa, pero no la misericordia. Es un don y valor que hemos de hacer realidad momento a momento con nuestras actitudes de comprensión y compasión por los más necesitados, por los más frágiles, por los silenciados. Eso es dar plenitud al mensaje de Jesús.  Una tarea y un reto apasionante que, cincuenta años después del primer fiat, me impulsa a decir, con la misma pasión y alegría: Aquí estoy, para hacer tu voluntad”.

Ante este aniversario y sus bodas de oro, Antonia concluye indicando que “aunque cincuenta años parece toda una eternidad, recuerdo mi primera profesión como si fuera ayer. Inexorablemente el tiempo ha pasado; y, confieso, que ha sido una experiencia gratificante; conservo la misma pasión por la entrega misionera, eso sí macerada por la experiencia: que no es otra que constatar cada día que cuanto más das, más creces”. Y añade que “ese es mi horizonte a fecha de hoy. No desviar mi corazón del Evangelio ni de mi carisma. Aferrada a estos pilares ruego a Dios, no ya para celebrar las Bodas de Diamante con el mismo gozo de ahora, sino para hacer de cada instante, una dorada ocasión para celebrar mi opción por Dios y por los más pobres de la tierra”.

viernes, 22 de octubre de 2021

El jurado del programa MasterChef Pepe Rodríguez, pregonero del Domund: “Los misioneros se merecen varias «estrellas»”

El pregón del Domund 2021 ha estado a cargo del cocinero y jurado del programa MasterChef Pepe Rodríguez. El pregonero ha alabado la labor de los misioneros comparando la evangelización con el arte de la cocina y ha dicho que los misioneros no buscan reconocimiento, pero merecen varias “estrellas”.

El chef Pepe Rodríguez presentó esta tarde el tradicional pregón del Domund, en la Catedral Primada de Toledo. El acto estuvo presidido por el arzobispo de Toledo, monseñor Francisco Cerro Chaves, acompañado por el director nacional de Obras Misionales Pontificias, José María Calderón. A lo largo del pregón, Pepe Rodríguez estableció un paralelismo entre la misión y su trabajo en la gastronomía, mediante rasgos que comparten los misioneros con los integrantes de un equipo de cocina.

Haciendo alusión al lema de este Domund, el popular chef se propuso “contar lo que ha visto y oído en los misioneros”. “En lugar de leer una receta en voz alta, los misioneros cocinan en medio de todos. Sin pretenderlo, ofrecen con su vida una lección magistral”. El pregonero enfatizó este contacto con la realidad al afirmar que los misioneros no hablan de oídas en cuestiones como la pobreza, sino que se implican y celebran cualquier motivo de alegría: “Estar con los más necesitados te aterriza”.

Pepe Rodríguez no solo habló del ofrecimiento de los misioneros: también destacó la entrega de “un Dios que no solo da de comer, sino que se ha hecho alimento para quien quiera recibirle”. En esta línea, dijo que “la comida compartida une; comer es celebrar, y los cristianos, que no somos tontos, nos reunimos en torno a la mejor Comida en el banquete de la Eucaristía”.

El pregonero también calificó a Dios como “el mejor Chef”, que ejerce como Jefe de Cocina de ese gran “equipo” que son los misioneros. Y añadió que se trata de “un Chef que no pierde de vista el punto de sal, hasta el extremo que pide a sus discípulos que seamos la sal de la tierra”.

Como toledano, Pepe Rodríguez recalcó la contribución de su diócesis a las misiones, ya que Toledo cuenta con 120 misioneros, que forman parte de los 7.200 españoles repartidos por el mundo actualmente en activo en la misión. “Según parece, somos el país con más misioneros del mundo, y el segundo que más aporta económicamente al Domund”, dijo el pregonero, que cerró su intervención afirmando que los misioneros no merecen una sino varias “estrellas” por su solidaridad y esfuerzo.

El arzobispo de Toledo, que inició el acto, dijo que el Domund es una llamada de la Iglesia a anunciar a Cristo muerto y resucitado . Por otro lado, agradeció a los seises de la catedral que pusieron el broche de oro al acto con sus cantos, y también a las Delegaciones Diocesanas de Misiones presentes en la catedral. Finalmente, animó a "que seamos muy generosos con el Domund".

El acto concluyó con la intervención del director nacional de OMP, quién destacó que el Domund es una jornada que se celebra en todo el mundo y subrayó el papel de los misioneros, que son "hombres y mujeres dispuestos por Cristo a dejarlo todo y llevar esa agua de vida que necesitamos para no morirnos de sed".

martes, 5 de octubre de 2021

Mons. Francisco Cerro, arzobispo de Toledo: “El anuncio del Evangelio siempre es buena noticia para los que sufren”

En la rueda de prensa de la presentación del “Domund al descubierto”, celebrada este martes 5 de octubre, José María Calderón, director nacional de OMP, ha hablado sobre la celebración de la campaña del Domund en Castilla-La Mancha y ha agradecido la acogida de la provincia eclesiástica de Toledo. Por su parte, el delegado episcopal de Misiones, José Carlos Arellano Ortega, ha dado a conocer el calendario de actividades misioneras. El arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro, afirmó que “si queremos que el Domund tenga repercusión debe ser anunciado”.

“Con el “Domund al descubierto” queríamos acercar a la gente a la vida misionera”, ha informado José Maria Calderón, director nacional de Obras Misionales Pontificias, institución organizadora de la campaña. Según ha explicado, se trata de una idea que surgió de su antecesor en la dirección de las OMP, D. Anastasio Gil: “Se trataba de preparar una exposición que hiciera más cercana la vida misionera a las personas de todo el mundo”.

Además, Calderón ha insistido en que la misión es una tarea que tiene la Iglesia de hacer que los cristianos descubran la labor misionera, en la que se intenta conseguir la implicación de todas las diócesis que pertenecen a esta provincia eclesiástica. “Nosotros venimos a contar lo que hemos visto y oído, Toledo es una tierra muy misionera y espero que siga siéndolo”, declaró el padre Calderón.

La programación de actividades misioneras

El delegado episcopal de Misiones, José Carlos Arellano, ha anunciado la lista completa de actividades que componen el mes misionero en Castilla-La Mancha, entre las que ha destacado la exposición “El Domund al descubierto”, que ha debido cambiar de fecha y, finalmente, se celebrará del 21 al 31 de octubre.

Arellano ha invitado a todo el mundo a participar en los diferentes eventos, independientemente de la distancia, ya que se trata de una manera de enriquecerse. “Una persona enamorada del Evangelio desprende la alegría de Dios que nos eleva a la santidad”.

Desde Toledo, para anunciar la misión

El arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro, ha completado la ronda de intervenciones alegando que lo que no se anuncia no existe. “Si queremos que el Domund tenga repercusión debe ser anunciado. Esta experiencia nos ha llenado el corazón de alegría”.

Sobre la vocación misionera, el arzobispo ha concluido que “es una vocación que compartimos todos, porque no tener a Jesucristo sería la mayor de las pobrezas. El anuncio del Evangelio siempre es buena noticia para los que sufren”. Mons. Cerro dijo que la utilización de los medios de comunicación está ayudando a que las misiones se hagan presentes para anunciar a Jesucristo.


viernes, 1 de octubre de 2021

El Papa Francisco en el inicio del Octubre Misionero: Discípulos misioneros

En tu trabajo, en tu familia, con tus amigos, en un encuentro casual… cualquier momento es bueno para ser discípulo misionero. “Si te mueve Cristo, si haces las cosas porque Cristo te guía”, es tu testimonio de vida lo que hace que los demás se pregunten: “¿De dónde le viene a esta persona el amor con que trata a todos, la amabilidad, el buen humor?”. Así, lejos de cualquier forma de proselitismo, todos podemos estar dispuestos para la misión que se basa, como dice Francisco, en un encuentro entre personas, en el testimonio de vida de hombres y mujeres. “Jesús nos pide a todos, y a ti también, ser discípulos misioneros. ¿Estás preparado? Basta con estar disponibles a su llamada y vivir unidos al Señor en las cosas más cotidianas, el trabajo, los encuentros, las ocupaciones de cada día, las casualidades de cada día, dejándonos guiar siempre por el Espíritu Santo. Si te mueve Cristo, si haces las cosas porque Cristo te guía, los demás se dan cuenta fácilmente. Y tu testimonio de vida provoca admiración, y la admiración hace que otros se pregunten: “¿Cómo es posible que esto sea así?” o “¿De dónde le viene a esta persona el amor con que trata a todos, la amabilidad, el buen humor?” Recordemos que la misión no es proselitismo, sino que la misión se basa en un encuentro entre personas, en el testimonio de hombres y mujeres que dicen: “Yo conozco a Jesús, me gustaría que tú también lo conocieras”. Hermanos y hermanas, recemos para que cada bautizado participe en la evangelización y que cada bautizado esté disponible para la misión a través de su testimonio de vida. Y que este testimonio de vida tenga sabor a Evangelio”.

jueves, 9 de septiembre de 2021

Conchita López, misionera en Sudán, Cruz de Isabel la Católica

Como reconocimiento a la labor de toda una vida dedicada a los demás, la misionera comboniana, Mª Concepción López Leal, “Conchita”, ha sido distinguida en la Embajada de España en Sudán, con la Cruz de la Real Orden de Isabel la Católica. Natural de Carmena, en la provincia de Toledo, la misionera lleva unida a Sudán y a Sudán del Sur, desde 1975. Allí pasó los años más duros de la guerra, y permaneció a pesar del miedo con gran valentía. Según reconocía, la fuerza la encontró en las palabras del Señor “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.

Como reconocía en su última visita a España, “ha sido una alegría poder trabajar todo este tiempo con los más pobres, porque verdaderamente en ellos se encuentra profundamente el Señor”.  A Él le pide “que me siga ayudando para llevar adelante su Evangelio”. Recuerda cuando en los años más duros de la guerra en Sudán, en los noventa, por diversas circunstancias, se tuvo que quedar sola en la misión de Malakal. La hermana que estaba con ella había tenido que llevar unos niños minusválidos a Jartum y no pudo regresar. Conchita en ese tiempo se prodigó para llegar a todo y a todos.

La misión comboniana en Sudán forma parte del ADN del instituto misionero, puesto que en ella murió el fundador San Daniel Comboni. Estuvieron presentes en el país hasta 1964, cuando todos los misioneros fueron expulsados del país. En aquel momento había nada menos que 104 combonianos y 154 combonianas. Cuando la guerra terminó con el pacto de Addis Abeba en 1972 volvieron de nuevo y poco a poco se reabrieron las misiones que antes se habían cerrado. Conchita es la continuadora de una historia de verdadero amor al pueblo sudanés.

En este vídeo, Conchita se despedía el año pasado antes de volver a su querido Sudán del Sur.

Fuente: OMPress


martes, 7 de septiembre de 2021

Varios jóvenes misioneros comparten sus experiencias de Misión en la Casa Diocesana de Ejercicios

La delegación diocesana de Misiones ha organizado el pasado 1 de septiembre un encuentro de jóvenes misioneros. Esta cita tenía lugar en la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales y contó con la participación del Arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro Chaves.


En el encuentro han participado varios miembros del consejo de la delegación diocesana de Misiones, además de jóvenes de la archidiócesis que han realizado experiencias misioneras durante este verano. Igualmente, se unían un joven de la archidiócesis de Madrid y dos jóvenes misioneros de Portugal.

Esta cita misionera se desarrollaba con una tertulia en la que los jóvenes han podido relatar sus experiencias durante los pasados meses en Calcuta y en Sudán del Sur. Seguidamente tenía lugar un momento de oración y, posteriormente, la cena en la que todos los participantes pudieron seguir compartiendo experiencias de la Misión.


Fuente: Web Arzobispado de Toledo 

viernes, 27 de agosto de 2021

La Archidiócesis de Toledo conoce a la Delegación de Misiones de Córdoba

 La visita representó un reencuentro con sacerdotes misioneros de la diócesis de Córdoba y esta delegación toledana


José Carlos Arellano, delegado de misiones de Archidiócesis de Toledo, acompañado de Álvaro García Paniagua, actual Rector del Seminario Mayor de Toledo, viajaron a Córdoba para conocer la experiencia misionera de la Delegación Diocesana de Misiones. La visita representó un reencuentro con sacerdotes misioneros de la diócesis de Córdoba y esta delegación toledana, ya que el delegado de misiones de Toledo estuvo cinco años en Juanji, Prelatura de Moyobamba (Perú), donde coincidió con algunos de los sacerdotes cordobeses al desarrollar su labor pastoral.

Esta experiencia común en tierras de misión para Córdoba, sirvió de punto de encuentro e intercambio de experiencias de los sacerdotes diocesanos que han cumplido allí su etapa como misioneros de la Diócesis de Córdoba con la delegación cordobesa. Junto al  Obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández y el Delegado Diocesano de Misiones, Antonio Evans, el representante de la Archidiócesis de Toledo pudo profundizar en la labor misionera que realiza Córdoba en Perú, donde en la actualidad desarrollan su labor los sacerdotes diocesanos Antonio Javier Reyes y Rafael Prado, casualmente en España en este momento. Él junto a los sacerdotes Leopoldo Rivero, Francisco José Granados y Francisco José Delgado compartieron su experiencia misionera y sus años en Perú, un tiempo que unió a sacerdotes de dos diócesis y que sigue dando frutos a favor de la evangelización en tierras peruanas.

miércoles, 28 de julio de 2021

Petición, en Sudán del Sur, al Padre Christopher Hartley: “Padre, queremos una iglesia de ladrillos”

Los sueños de un pueblo creyente y sufriente se han hecho realidad.

“Cuando llegué a Sudán del Sur, la misión de Naandi en la que me encuentro, cerca de la frontera de Sudán del Sur con la República Democrática del Congo y Uganda, sólo tenía una iglesia de ladrillos, totalmente en ruinas y vandalizada por las hordas islámicas. Todas las demás estaban hechas exclusivamente de hierba y ramas de árboles”, escribe el padre Christopher Hartley Sartorius a la Agencia Fides. “Lo primero que me pidió la gente fue: 'Padre queremos una iglesia de ladrillos, sin iglesia somos como animales' me dijo un feligrés”. A partir de ese momento, las distintas comunidades se comprometieron a fabricar los ladrillos con sus propias manos, así como a donar el terreno en el que construir la nueva casa de Jesús. Ladrillo a ladrillo se han hecho realidad los sueños milenarios de un pueblo creyente y sufrido”, subraya el misionero que llegó a Naandi en 2019 (véase Agencia Fides 12/06/2019).

Las dos iglesias de Andari y Baragu en la misión de Naandi, que están prácticamente terminadas, son enormes y pueden albergar a casi 700 fieles. El padre Christopher dice que estos edificios son el centro de la vida de estas personas, representan un juramento, son un testamento de la lealtad de la Iglesia a su ciudad. “Cristo está aquí, la Iglesia está aquí, el obispo y su pastor están aquí, y no se van, pase lo que pase. No puedo explicar con palabras la emoción de la gente al entrar por primera vez en la iglesia”.

A pesar de que la temporada de lluvias ha comenzado en el país y de que llueve sobre los fieles casi todos los domingos, todos los presentes siguen queriendo celebrar en la nueva iglesia. “Todavía faltan muchos detalles para terminar la obra, las ventanas aún no han llegado de Kampala, los bancos de la iglesia no existen y tenemos que hacerlos nosotros. Además, estamos imprimiendo las imágenes sagradas en España en un material resistente para poder colgarlas con un marco hecho por nosotros con madera local”.

“Los fieles de estos pueblos llevaban toda una vida esperando una iglesia, era lo único que querían. No les importaba el estado de sus chozas ni si el agua estaba más o menos lejos o si caminaban kilómetros y kilómetros hasta sus huertos. Querían su iglesia”, concluye.

(CHS/AP) (Agencia Fides 28/7/2021)

martes, 22 de junio de 2021

Mons. Giampietro Dal Toso agradece la aportación de España a las misiones a pesar de la pandemia

Cerrado el ejercicio económico, Obras Misionales Pontificias (OMP) ha presentado esta mañana la ‘Memoria de actividades 2020’, que informa sobre lo realizado por la institución en España, en un año marcado por la pandemia COVID 19 y que ha transformado las formas de promover el espíritu misionero. Gracias a la generosidad de los españoles, OMP pudo enviar en 2020, 13.677.596€ para el sostenimiento de las 1.116 diócesis consideradas territorios de misión.

Padre José María Calderón, director nacional de OMP España

El acto ha contado con la presencia del director de OMP, José María Calderón; el presidente de OMP internacional, Mons. Giampietro Dal Toso; y la voluntaria de la Delegación Diocesana de Misiones de Córdoba, doña Consolación Rodríguez.

El director nacional, P. José Mª Calderón, ha querido destacar que “el 45% de la población vive en territorios de misión, además, un 44% del trabajo de la Iglesia está situado en esos territorios”. Asimismo, ha comentado “el compromiso creciente de la formación de los jóvenes que realizan labores de misión en cortos periodos de tiempo”. El padre Calderón subrayó que “OMP no es una ONG, es una parte de la Iglesia, y gracias a lo que se recauda, se mantiene a las Iglesias diocesanas que hay en el mundo”.

El P. Calderón también se refirió a la campaña de emergencia iniciada por el Papa Francisco con motivo del COVID-19, y a la transformación digital de OMP para seguir prestando servicios de formación misional e impulsar a las nuevas tecnologías. “Lanzamos una serie de iniciativas para que durante el tiempo de pandemia la gente pudiera a través de la web, mantener la actividad de formación misionera. También estamos presentes en televisión a través de un programa de televisión semanal que se llama “Tú eres misión”, y por último, hemos fomentado el tema de las newsletter y las redes sociales".

Tras la intervención de P. José María Calderón, monseñor Giampietro Dal Toso ha expresado su reconocimiento a la labor de OMP en el año de pandemia. “Quiero agradecer el gran aporte de España a los fondos de la Santa Sede a pesar de la pandemia que nos ha afectado mucho. Doy un agradecimiento particular a los católicos de España, recalcando su larga tradición misionera. Monseñor Dal Toso ha mencionado que la Iglesia es misionera por naturaleza, y las OMP son un instrumento muy concreto que tiene los católicos para expresar su fe misionera. Ya sea mediante la participación, la ofrenda o el aporte económico. Desde Roma nos recuerdan que la misión es algo que toca la vida de todo cristiano a pesar de la situación y del país en el que se viva, y en la que todos pueden participar como símbolo de corresponsabilidad.

Por último, doña Consolación Rodríguez, voluntaria de la Delegación Diocesana de Misiones de Córdoba, presentó el trabajo que realizan. “Nuestra delegación de Córdoba tiene un carisma específico. Comenzó cuando a Antonio Evans lo nombraron delegado de misiones, y todos fuimos llamados a trabajar. Somos una comunidad que vivimos, la fe, las alegrías, las penas en la juntos en delegación”. Desde el principio tenían claro que debían transmitir el hecho de que todos somos misioneros. “Buscamos enlaces con maestros, con residencias, catequistas y logramos hacer una red donde evangelizamos. Así hemos ido marchando durante todos estos años, tenemos muy claro que queremos compartir la fe, y sostenerla en los países que sea más complicado Tengo que dar muchas gracias Dios por este año y pedirle que siga manteniendo la comunión universal”, ha concluido Consolación Rodríguez.

La labor misional en datos

Gracias a la generosidad de los españoles, OMP pudo enviar en 2020, 13.677.596€ para el sostenimiento de las 1.116 diócesis consideradas territorios de misión.
Pero la aportación más importante son los 10.629 misioneros españoles registrados, con 7.180 en activo. Las mujeres suponen la mayoría de misioneros con un porcentaje del 54%, y el 68,03% colaboran en América. En el perfil de los misioneros activos destacan obispos, sacerdotes y religiosos, aunque también hay laicos. En cuanto al país con más misioneros españoles, sigue siendo Perú con 673.

El trabajo de misión en el año de pandemia
En un año marcado por el COVID 19, OMP ha intensificado sus esfuerzos por ayudar a las comunidades afectadas por el virus a través de su inclusión en el Fondo de Emergencia COVID 19, establecido por el Papa Francisco. A la aportación de 750.000$ del Santo Padre, se sumó OMP España por medio de la campaña #AhoraMásQueNunca, en la cual contribuyó con 452.140,10 euros. De igual forma, OMP ha puesto en marcha iniciativas para adaptar su labor a la crisis sanitaria. Tal es el caso de la distribución de mascarillas entre jóvenes e influencers, y la realización de una Carrera Solidaria Virtual con motivo del Domund para hacer visible el trabajo de los misioneros en tiempos de pandemia. En el cómputo global, OMP ayudó en el año 2020 a un total de 940 proyectos.


Memoria de actividades OMP 2020 completa.
Resumen con los datos fundamentales de la Memoria OMP 2020.
Vídeo de la rueda de prensa virtual.
Imágenes de Mons. Dal Toso y P. Calderón.