• ¿CÓMO VIVIR EL AISLAMIENTO EN CLAVE MISIONERA?


    Recursos para niños, entretenimiento, oración…
  • ”JESÚS VIVE Y TE QUIERE VIVO”


    Ya disponibles todos los materiales para preparar la jornada.
  • CAMPAMENTO MISIONERO 2020


    ¡Apúntate al campamento de Infancia Misionera!
  • GUÍA COMPARTIR LA MISIÓN


    Propuestas de voluntariado misionero
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

viernes, 27 de marzo de 2020

Los misioneros redoblan sus esfuerzos de cara al COVID-19: “El hambre será más mortal que el coronavirus”

El virus COVID-19 no conoce de fronteras, y ha llegado a muchos países de los cinco continentes. Obras Misionales Pontificias se ha puesto en contacto con algunos misioneros que están allí, viviendo con inquietud esta pandemia, y redoblando su trabajo y su oración. Además de la extensión de la enfermedad en sí, les preocupan las consecuencias que tendrá en tantas personas pobres que viven en la calle, y que comen de lo que trabajan cada día.

Celebración de la Eucaristía con separación preventiva en Yaundé (Camerún) el pasado domingo, antes de que se suspendieran. Fotografía del misionero javeriano Ángel de la Victoria.
“Con esta situación creada por el coronavirus  se agudizó la pobreza, no hay para comer”, explica el misionero Domingo García Hospital, sacerdote de la OCSHA, desde Perú. En Piura, donde él vive, la inmensa mayoría de la población sobrevive con el trabajo informal al día. En la parroquia tienen funcionando cinco comedores (ollas comunes), en las que se apoya con algunos alimentos a mujeres organizadas, que cocinan para todas las familias que conforman la organización. “En este momento, en la soledad de la casa le doy vueltas y vueltas para ver cómo ampliar la organización y el servicio en otros asentamientos humanos, no es fácil, no veo posibilidades, tengo fe. Rezo”, concluye.

En Lurín, las Hermanitas de los Pobres acompaña a 35 ancianos pobres en un hogar de acogida. María Henar González es consciente de que son la población con más riesgo, están en aislamiento, siguiendo las instrucciones del gobierno. Desde allí pide la oración, ante la difícil situación en la que se encuentran. “Vivimos de limosna, las hermanitas suelen salir a pedir. Ahora que no podemos salir confiamos plenamente en la Providencia de Dios que no nos falte nada para nuestros anciano”.

El COVID-19 también llegó a Brasil. Allí en la diócesis de Bacabal, está un sacerdote diocesano de Getafe, el padre Alberto Íñigo Ruano. A través de las redes sociales se une en oración con la gente de su parroquia con una hora de adoración al Santísimo, el Rosario y la Misa. Pero su acción también es off-line. “Visito enfermos, hablo, animo, rezo con ellos... Además, cada semana salgo con la Custodia por las calles de la ciudad y por las comunidades. Las familias que quieren recibir la bendición salen a la puerta con una vela en la mano. Es impresionante.”

En Chile hay otro sacerdote español, el padre Álvaro Chordi. Misionero de ADSIS en Santiago de Chile, lleva varios días impulsando una campaña desde la parroquia San Saturnino para ayudar a los inmigrantes y personas sin techo en estos momentos de emergencia. La cuarentena que se ha decretado no parece frenarles, siempre cumpliendo con las instrucciones de las autoridades. “Antes de empezar la cuarentena, repartimos lotes de comida para varios días. Además, la parroquia está abierta 4 horas al día para que los indigentes puedan pasar a los baños de la parroquia”. Y por otro lado, según cuenta, está en conversaciones con el gobierno para poner a disposición un gran salón de la parroquia para acoger a los sin techo mientras dure esta situación.

El COVID-19 también llegó a África

Al norte de Chad, la tribu de los samburu conoce poco sobre el virus. Allí, el misionero de Yarumal de origen colombiano, Luis Carlos Fernández está visitando todas las comunidades para alertarles, y explicarles la importancia de lavarse las manos. “Las medidas contra el virus se están haciendo cada día más estrictas. Cerraron escuelas, y ahora cierran los mercados. El hambre, que es la que más mata gente en el mundo, será más mortal que el coronavirus”, explica.

Desde Camerún, otro misionero javeriano, el navarro Ángel de la Victoria, escribe un blog con el día a día en la misión. Según cuenta, aunque las escuelas han cerrado, la gente sigue su vida con normalidad. Muchos de ellos porque ignoran o no se creen la gravedad del virus, pero otros tantos porque tienen que trabajar. “¿Cómo va a hacer muchísima gente que vive el día al día, qué harán miles de mujeres que temprano de madrugada están haciendo los buñuelos que luego venden en las calles?”, se pregunta. Con este panorama, ellos han suspendido las actividades y misas. ”Salimos lo menos posible y hemos querido convertir la parroquia en un lugar de oración por los demás, cercanos y lejanos, gente que sufre la enfermedad, cuidadores, personas solas, personas fallecidas...”.

Desde Mozambique, el misionero somasco Carlos Moratilla, ha aplicado las medias preventivas en el hogar que dirige para niños de la calle, y se ha unido a la oración de toda la Iglesia a la Virgen de Fátima. “Hemos hecho una procesión y un rosario con la Virgen de Fátima, y hemos rezado por todos los implicados y afectados por la enfermedad. Lo hemos hecho con separación de un metro como mínimo entre nosotros”.

Invitación a la oración pos los misioneros

Obras Misionales Pontificias invita a todos a unirse en este periodo de confinamiento en la oración por los misioneros que están en el mundo dando la vida.. Por ello, ha creado en su web una sección específica para vivir este tiempo en clave misionera, con especial protagonismo de la oración del rosario misionero, y del ofrecimiento de los dolores de la enfermedad. Además, ofrece entretenimiento para niños y adultos, y meditaciones diarias en audio del director nacional de la institución, José María Calderón.


martes, 24 de marzo de 2020

Misioneras y misioneros desde Perú

Nos escriben las misioneras y misioneros españoles para compartir cómo están viviendo el avance de la pandemia en diversos lugares del país andino.


Jaime Pedro Ruiz del Castillo es párroco en Moyobamba, misionero diocesano de Toledo, y cuenta cómo, “acatando el decreto presidencial hemos suspendido las Misas para evitar contagios, pero mantenemos la Catedral abierta, previa desinfección de bancas con lejía, y estamos disponibles para confesar a los que, sin aglomeraciones, van acercándose en las horas del día en que hay restringida circulación. A las 12:00 del día y a las 6:00 de la tarde, el obispo y el párroco de la Catedral celebramos la Santa Misa retransmitida y bajo el toque de campanas, impartimos la bendición con el Santísimo para toda la ciudad. Sólo Dios puede parar esto, y nos toca implorar su misericordia como reiteradamente nos está repitiendo estos días la Palabra de Dios, único pan que ahora alimenta espiritualmente a nuestras gentes. Estamos en contacto con ellos con frecuentes cartas y mensajes repartidos por las redes, y hemos multiplicado los sacerdotes la oración”.

La hermana María Henar González escribe desde la diócesis de Lurín. Esta vallisoletana pertenece a las Hermanitas de los Pobres, y expresa su preocupación por aquellos a los que cuida: “Tenemos 35 ancianos, pobres, los más pobres, en este momento no fácil que nos toca vivir, no podemos ni debemos salir de casa ni tampoco dejar entrar a nadie, sabemos que los ancianos son los más vulnerables a esta epidemia del coronavirus, tomamos todas las precauciones que nos dan, hasta ahora no tenemos ningún contagio, le pedimos al Señor nos libre en todo momento. En nuestra congregación, Hermanitas de los Pobres, vivimos de limosna. Las hermanitas salen a pedir, la gente es muy buena, ahora que no podemos salir confiamos plenamente en la Providencia de Dios que no nos falte nada para nuestros ancianos”. La hermana Paloma Fernández-Heredia tiene 81 años y junto a otras cinco hermanas mayores se ha visto obligada a confinarse en la casa, sin que nadie cercano haya tenido la enfermedad.

La hermana Vicenta Gutiérrez, Misionera Dominica del Rosario, explica que “cuando el gobierno decretó el estado de emergencia y cerraron los centros educativos nos pareció precipitado, pero la realidad nos dice que tuvo razón”. Cuenta que Perú “no tiene una organización sanitaria eficiente, pero están haciendo lo que pueden, hay gente muy entregada en este servicio. Estamos en emergencia y con toque de queda de 8 pm a 5am. No debemos salir de casa, sólo a la farmacia, mercado, motivo de salud, pero hay gente que no acata las normas y han sido detenidos 3.000. Hay colas en los establecimientos. Hay dos infectados en Chiclayo. Ayer pasó un camión militar varias veces, llamándonos a la responsabilidad y exigiendo que llevemos mascarilla si vamos a la calle justificadamente”.

Por su parte, a María Teresa Calzada, Dominica de la Anunciata, la pandemia le pilló en España de visita a su familia. “Estoy preocupada”, dice, “porque en Pucallpa donde trabajo ha quedado sola una hermana. Después de preocuparme mucho y de orar he sacado una conclusión. Ante la imposibilidad de ir a mi ‘Misión’ este tiempo, que estoy segura se acabara bien ‘Porque para Dios nada hay imposible’, seré misionera como Santa Teresita y en vez de considerar este confinamiento como una cárcel intentaré verlo como un claustro donde se ora y se está unido a toda la humanidad que sufre”.

Fuente: OMPRESS-PERÚ (24-03-20)

viernes, 20 de marzo de 2020

OMP lanza una web para vivir el aislamiento en clave misionera

En los últimos días hemos visto cómo la realidad del COVID-19 ha cambiado nuestras vidas, y nos ha obligado a estar un período de tiempo aislados en casa. Por ello, Obras Misionales Pontificias (OMP) ha lanzado una sección en su web , en la que se recoge un amplio catálogo de iniciativas para vivir el confinamiento, pero abiertos al mundo. Entretenimiento para niños y adultos, información sobre misioneros y COVID-19, recursos de oración, etc. Todo ello acompañado por un breve comentario del Evangelio del día –“Meditaciones de cuarentena”-, realizado por José María Calderón, director nacional de OMP.


“Estamos llamados a vivir nuestra santidad en estos tiempos, como San José, en el silencio y en la oración”, explica José María Calderón en la “Meditación de cuarentena” del pasado 19 de marzo. “Aprovechemos este tiempo de gracia, de cuaresma y de coronavirus para que el Señor pueda hacer dentro de nuestro corazón y nuestra alma cosas bonitas”. Desde hace varios días, estos pequeños podcast con un comentario al Evangelio del día a la luz de la situación de confinamiento actual, se están compartiendo por listas de distribución de Whatsapp. Este y otros muchos recursos se han recopilado en una sección de la web de Obras Misionales Pontificias, para vivir este tiempo en clave misionera.

OMP ofrece también en ella una sección de recursos para niños, donde se puede descargar el último número de la revista Gesto de forma gratuita. También se podrá acceder a manualidades, recetas, vídeos, pasatiempos, láminas de colorear... Además de pasárselo bien, los niños aprenderán a ser misioneros.  

Los adultos tienen su propia sección de entretenimiento, desde donde podrán disfrutar de los programas que OMP realiza en radio y televisión, en colaboración con diversos medios. Programas como “Misioneros por el Mundo”, y “Tú eres misión” de TRECE, para conocer de cerca el trabajo de los misioneros en el mundo. Para los amantes de la radio, también están disponibles los podcast de los programas misioneros de Radio María “Iglesia en Misión” e “Iglesia Viva”. Y los que quieran profundizar un poco más, tienen la posibilidad de formarse a través de diversos materiales sobre la misión universal de la Iglesia.

OMP apuesta por la oración en este tiempo de aislamiento en casa y en un momento de pandemia mundial; por eso, un vídeo explica cómo rezar el rosario misionero, con el que se tiene presente a los cinco continentes, y así orar por los misioneros, los enfermos, los médicos, y por todos los que están sufriendo en el mundo. Además, se hace referencia a cómo se puede ofrecer la enfermedad por la evangelización del mundo, y unirse así a la cadena de enfermos misioneros. .

Por último, la web ofrecerá toda la información que la agencia de noticias OMPress vaya publicando al día, con la información del COVID-19 que van mandando los misioneros desde diversos puntos del planeta.


Fuente: OMP España https://www.omp.es/ 

domingo, 1 de marzo de 2020

Llega a Toledo un renovado Festival Diocesano de la Canción Misionera 2020: “¡En marcha!”

Se celebrará el sábado, 4 de abril, en el Salón de Actos “Jesús Hornillos” del Colegio Infantes de Toledo


El plazo de inscripción está abierto hasta el 27 de marzo, presentando canciones que deben ser originales e inéditas en letra y música

La Dirección Diocesana de OMP Toledo, la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo y la ONGD Misión América en Toledo, en colaboración con Cristianos Sin Fronteras, convocan un renovado Festival Diocesano de la Canción Misionera 2020 que, con el lema “¡En marcha!”, se celebrará el sábado, 4 de abril, en el Colegio Infantes (Toledo), de 10:00 a 14:00 horas.

Los grupos interesados en participar en el Festival de la Canción Misionera 2020 podrán remitir su solicitud a la Dirección Diocesana de OMP Toledo (toledo@omp.es y misiones@architoledo.org ), antes del viernes 27 de marzo de 2020. Además, por motivos de preparación y logística, tendrán que comunicar su interés y participación antes del martes 10 de marzo.

Los materiales del Festival de la Canción Misionera 2020, así como la ficha de inscripción, pueden ser solicitados directamente a la Dirección Diocesana de OMP Toledo (toledo@omp.es), donde también se facilitarán los detalles concretos para participar en este encuentro festival y alegre de encuentro misionero.

La letra y música de las canciones que participen en el Festival de la Canción Misionera 2020 deberán ser original e inédita. El autor o autores pueden ser niño/os o adulto/os. Cada grupo que presente canción deberá enviar la letra de la canción y la ficha definitiva cumplimentada con todos los datos antes del encuentro. Se entregará un recuerdo a cada participante.

Los Encuentros y Festivales de la canción Misionera, buscan anunciar, evangelizar la cultura, compartir con los demás la alegría de ser misioneros, que con nuestras canciones seamos buena noticia, no solo tenemos que cantar, sino vivir lo que cantamos.  La iniciativa misionera, de los encuentros y festivales de la Canción Misionera, es un medio abierto a los diferentes grupos cristianos para compartir las ideas catequéticas, independientemente de que se presente canción. Implica la participación en el Encuentro, tanto en el “antes”, el “durante” y el “después” del Festival.

El Festival de la Canción Misionera de la Diócesis se ha convertido como una fecha clave, donde año tras año concurren más grupos, llegados desde todos los puntos de la Archidiócesis de Toledo. La originalidad y la creatividad son dos de las notas características de este encuentro musical, que a la vez es el encuentro de la Infancia Misionera de Toledo.

miércoles, 26 de febrero de 2020

24 sacerdotes de Toledo comprometidos con la misión en países de América Latina

En 2019 la Archidiócesis de Toledo contribuía en el Día de Hispanoamérica con 4000 euros, gracias a las aportaciones de las parroquias diocesanas.

  
Estos sacerdotes están acogidos en la OCSHA (Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana)

         Con el lema “Para que en Él tengan vida”, el domingo 1 de marzo, la Iglesia en España celebra el Día de Hispanoamérica. Una jornada misionera que centra su mirada en la Iglesia en América Latina, poniendo el énfasis en el compartir con todos nuestros hermanos, como hacen los misioneros y misioneras que están en esos territorios. También se recuerda la importancia de que todos los cristianos vivamos siempre con la conciencia misionera de que la vida que Dios nos regala es un don precioso, para cooperar con la misión.

         Ocasión para rendir un merecido homenaje a los misioneros y misioneras presentes en América Latina, entre los que se encuentran 24 sacerdotes diocesanos de Toledo, de los 208 misioneros españoles acogidos en la OCSHA (Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana), para que su labor de dar vida no quede relegada al olvido.

         Los misioneros de Toledo viven la riqueza del encuentro en varios países de América Latina, acompañando en la vida y en la plenitud de la humanidad, en ámbitos donde están en juego y en curso el desarrollo armónico de las sociedades y la identidad católica de los pueblos latinoamericanos. Nuestros misioneros, desde la coherencia y la alegría, desde su ser y estar desde el Evangelio, ayudan a los fieles cristianos a vivir su fe con alegría y coherencia, tomando conciencia de ser discípulos y misioneros de Cristo.

         La Delegación Diocesana de Misiones de Toledo, junto al Secretariado de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias de la Conferencia Episcopal Española, son un servicio de acompañamiento de los sacerdotes y laicos misioneros enviados a América. En la actualidad la OCSHA cuenta con sacerdotes de las diócesis españolas repartidas en 20 países diferentes de América.

         En el año 2019, la Archidiócesis de Toledo contribuía en el Día de Hispanoamérica con 4000 euros, gracias a las aportaciones de las parroquias diocesanas. Cada año son más las personas comprometidas con esta jornada misionera, con la oración y con la ayuda económica, pero además durante todo el año existen diversas iniciativas para cooperar con los proyectos de los misioneros diocesanos de Toledo.

Fernando Redondo pone la atención en el grito misionero que apunta al corazón

         El coordinador de la ONGD Misión América en Castilla – La Mancha, Fernando Redondo Benito, indica que este Día de Hispanoamérica nos sugiere poner “nuestra mirada en la misión de la Iglesia, para que centrándonos en el Evangelio podamos escuchar y hacer partícipes del grito misionero que apunta al corazón”.

         En ese sentido, Redondo añade que “esta jornada misionera no puede convertirse solo en una colecta más, sino que debe ser el eco y la presencia del gran anuncio misionero, del gran anuncio salvífico, que nos está demandando y necesitando la humanidad en su conjunto”.

         Las urgencias, las catástrofes, múltiples proyectos, pueden provocar que se olvide el sentido último del trabajo misionero, porque “ellos, todos y cada uno de los misioneros, si dan la vida por sus pueblos, por los hermanos de los países de América Latina o de otros lugares del mundo, lo hacen porque reconocen a Cristo en cada uno de ellos, descubriendo la inmensa dignidad que poseen”.

         Pide Fernando Redondo que no se deje de lado este Día de Hispanoamérica, “porque es una jornada misionera que nos toca muy de cerca, ya que la Archidiócesis de Toledo siempre ha abanderado el número de sacerdotes diocesanos que han sido acogidos por la OCSHA”. Además, indica que “nuestros misioneros diocesanos están necesitando nuestra ayuda”, ya que muchos de ellos no se encuentran estar en territorios de los que se llaman técnicamente de misión, encontrando en esta jornada de Hispanoamérica la manera de poder recibir ayudas económicas por las colectas y donativos.


Este día misionero es una oportunidad para poder acompañar a estos misioneros toledanos que viven también situaciones de verdadera pobreza y necesidad, a los que ofrecemos nuestra ayuda económica y material, pero también, y no menos importante, que sientan el reconocimiento, el afecto, el cariño de los toledanos que sabemos que se han ido a la misión.

Hagamos, añade Fernando Redondo, “que contribuyamos con nuestra oración y aportación para que los misioneros puedan seguir haciendo que brille la verdadera hermosura del Evangelio” que, como también indica el Papa Francisco, es “plenamente humanizadora, que dignifica íntegramente a las personas y a los pueblos, que colma el corazón y la vida entera”.

ONGD Misión América, un servicio misionero en Toledo

         Desde el año 1993, la diócesis de Toledo también cuenta con la ONGD Misión América como un servicio misionero de ayuda y cooperación. Una ONGD, con presencia en todas las diócesis españolas, que nació como iniciativa promovida por los misioneros diocesanos españoles de la OCSHA para la ayuda y el desarrollo integral de las personas más desfavorecidas de todos los países que cuentan con un misionero español.

         Misión América es una herramienta eficaz al servicio de cada misionero, que ayuda para la gestión y obtención de financiación de proyectos pastorales y sociales, con el objetivo de estar junto a las personas que viven en precariedad, trabajando en la visión y valoración integral de las personas en su dimensión social, cultural y religiosa, defendiendo la igualdad y la justicia allá dónde nuestros proyectos se lleven a cabo, generando un retorno a la sociedad, para mejorarla día a día, proyecto a proyecto.

         Gracias a esta ONGD, nacida de los misioneros para los misioneros, pueden ser sostenidos proyectos misioneros, con la seguridad de una gestión transparente, sostenida en la cooperación de voluntarios y voluntarias, que hacen de esta entidad una de las que de manera más cercana están al tanto de la vida que se desarrolla tanto en América Latina como en otros países.

         Desde Misión América se da las gracias a los misioneros y misioneras que confían sus proyectos a este pequeña ONGD, sabiendo que es una realidad misionera que se enriquece gracias al trabajo y aportaciones de todos, porque es una herramienta de la animación misionera en España y de especial ayuda a los misioneros de Toledo.

martes, 25 de febrero de 2020

1 de marzo, Día de Hispanoamérica: “Para que en él tengan vida»


La Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias ha editado los materiales para el Día de Hispanoamérica, que se celebra el 1 de marzo. Este año el lema será, «Para que en Él tengan vida», «una dimensión fundamental de la vida que Dios nos participa y nos invita a compartir, el núcleo vivo que anima y verifica el caminar misionero de la Iglesia, de la vida que se transforma en Vida», explica la presidencia de la Pontificia Comisión para América Latina en su mensaje para la jornada. En los materiales de este año también se incorpora un escrito firmado por la coordinadora de asociaciones de Laicos Misioneros, Dolores Golmayo, sobre el laicado misionero.

También se hacen públicos los datos de la Obra para la Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana (OCSHA): actualmente hay 208 sacerdotes en américa latina. A ellos se les recuerda en esta jornada; además de invitar a colaborar a través de la oración y la ayuda económica. Gracias a estas ayudas el año pasado se recaudaron 58.342,43 euros. Los datos desglosados por diócesis se pueden consultar en información documental.

“Para que en él tengan vida”
1 de marzo de 2020





domingo, 16 de febrero de 2020

ONGD Misión América: Toledo se suma al “cuidado de la casa común” promovida por el Papa Francisco

Representantes de la animación misionera en España y de la ONGD Misión América de Albacete, Mallorca y Toledo han compartido acciones en el marco de la campaña “Enlázate por la justicia”.


Las entidades que impulsan la campaña “Si Cuidas el Planeta, Combates la Pobreza”, entre ellas REDES (Red de Entidades para el Desarrollo Solidario), de la que forma parte la ONGD Misión América, consideran prioritario seguir avanzando en la consecución de alternativas sostenibles con el medio ambiente.

            Toledo ha acogido un encuentro de representantes de la animación misionera en España y de la ONGD Misión América de Albacete, Mallorca y Toledo, que han compartido acciones en el marco de la campaña “Enlázate por la justicia”. En la misma han participado Fernando Redondo Benito, coordinador de la ONGD Misión América en Castilla – La Mancha, Pilar García Cabañero, de Misiones Albacete, Antonio Miró, de Mallorca Misionera, y el misionero javeriano Rolando Ruiz Durán.

            Además de compartir reflexiones sobre la animación misionera, han puesto en valor la campaña “Si Cuidas el Planeta, Combates la Pobreza”, que liderada por “Enlázate por la Justicia” indica como prioritario avanzar en la toma de conciencia de los riesgos que se identifican en la encíclica Laudato si’ del Papa Francisco sobre el cuidado de la casa común.

            Por ello, la ONGD Misión América en Castilla – La Mancha insta a cambios en el ámbito político, para poder avanzar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que, dentro del plan mundial de la Agenda 2030, permiten focalizar las prioridades que necesita nuestro planeta.

            Entre las propuestas se plantea impulsar un urbanismo pensado para que las personas dispongan de un medio ambiente limpio y sano que les permita desarrollar su vida personal y familiar de la manera más satisfactoria posible. En este sentido, una mayor inversión en transporte público es imprescindible. Los poderos públicos deben adoptar medidas ambiciosas y eficaces que disminuyan sin demoras la contaminación del aire.

            En el ámbito personal también se pide que existan cambios en todos los ámbitos y compromisos de los ciudadanos, como “caminar, montar en bicicleta y aprovechar el transporte público”, “plantearse cómo se genera, distribuye y financia la energía que consumes, y cuáles son sus consecuencias. A partir de esta reflexión será más fácil pensar en cambiar de compañía eléctrica, e invertir el dinero de manera más responsable en una economía diferente” o “si tienes que coger el coche busca fórmulas para compartirlo”.

            Desde Toledo se pone a disposición de la ciudadanía más información, que se puede solicitar en el correo electrónico misionesdetoledo@gmail.com, para poder cooperar en las campañas de “Enlázate por la Justicia” y en todas las actividades donde el ejemplo y el testimonio de los misioneros, como acontece en la Amazonía, ayudan al desarrollo sostenible y a proyectos concretos que mejoran las condiciones de vida y la lucha contra la pobreza y la exclusión social en todo el mundo.

            La ONGD Misión América está promovida por iniciativa de los misioneros diocesanos españoles de la OCSHA (Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana), para la ayuda y el desarrollo integral de las personas más desfavorecidas de los países de América Latina y África. Desde el año 1993 desarrolla actividades en Castilla – La Mancha, cooperando con proyectos sociales y pastorales de misioneros españoles en todo el mundo. Esta ONGD está vinculada al Secretariado de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias de la Conferencia Episcopal Española.

miércoles, 29 de enero de 2020

El llamamiento desesperado desde Perú de cinco sacerdotes toledanos

El pasado 23 de enero la tragedia se cebó con Villa El Salvador, distrito perteneciente a la región de Lima Metropolitana; allí un camión cisterna que transportaba gas licuado sufrió un accidente que provocó la fuga de la mercancía y una deflagración que ha dejado 15 muertos, 40 heridos -muchos de ellos de gravedad- y una manzana de viviendas totalmente devastada.




El pasado 23 de enero la tragedia se cebó con Villa El Salvador, distrito perteneciente a la región de Lima Metropolitana, en Perú. Allí -a escasos 50 metros de la iglesia de La Inmaculada, donde llevan a cabo su labor misionera cinco sacerdotes toledanos- un camión cisterna que transportaba gas licuado sufrió un accidente que provocó la fuga de la mercancía y una deflagración que ha dejado 15 muertos, 40 heridos -muchos de ellos de gravedad- y una manzana de viviendas totalmente devastada.

Ahora todos los esfuerzos se centran en salvar a los heridos y en dar apoyo a aquellos que han visto cómo en cuestión de segundos perdían su hogar y todas sus pertenencias. Una vez resueltas las necesidades de comida y ropa, los misioneros toledanos -que salieron indemnes gracias a que la parroquia y al hospital para enfermos mentales que depende ella están cuesta arriba- han lanzado un llamamiento desesperado en el que piden donaciones de dinero con las que ayudar en la reconstrucción de las casas.

«Mi nombre es Juan Carlos Mayoral Bielsa, tengo 61 años de edad y soy sacerdote misionero en Perú. Hemos tenido una catástrofe que ha originado ya 14 muertos, varios de ellos niños (el 27 de enero la ministra de Salud de Perú elevaba el número de víctimas mortales a 15)». Así comenzaba su llamamiento por vídeo este sacerdote talaverano.

Proseguía señalando que «no necesito que me manden ni ropa ni alimentos; mándenme todo el dinero que puedan porque hay casas que han quedado totalmente destruidas y cuando la gente deje de mandar la ayuda que ahora está mandando generosamente, solo quedará La Inmaculada para atenderles y yo no necesito alimentos. Necesito todo el dinero que me puedan mandar para ayudar a reconstruir las casas que han quedado destrozadas. La deflagración dejó carbonizadas a una buena cantidad de personas y las casas totalmente destrozadas. Por fuera parece que están chamuscadas pero por dentro no hay absolutamente nada».

Los números de cuenta habilitados (Concepto: «Villa El Salvador» o «Explosión camión») por el Arzobispado de Toledo para hacer efectivas estas donaciones son los siguientes:

Liberbank: ES89 2048 3036 7434 0003 8407
Popular:  ES50 0075 0217 1906 0087 3149

Desde el Arzobispado de Toledo, Jesús López Muñoz -delegado episcopal de Misiones y director diocesano de Obras Misionales Pontificias- añadía que la Delegación de Misiones ya ha efectuado un envío de urgencia de 5.000 dólares. Indicaba que tras este tipo de tragedias después suele quedar el silencio. Para que esto no sea así, para que la ayuda siga llegando hasta Villa El Salvador, piden que la gente tome conciencia de la magnitud de un suceso de estas características en un país como Perú.

Villa El Salvador, Premio Príncipe de Asturias en 1987

Se da la circunstancia de que Villa El Salvador recibió en el año 1987 el Premio Príncipe de Asturias. La historia de esta barriada o pueblo joven comenzó en el año 1971, con la toma de unos terrenos organizada por familias que necesitaban viviendas. El 11 de mayo de 1971, el gobierno del general Juan Velasco entregó un inmenso arenal desierto, al sur de Lima, para que los pobladores construyesen una ciudad. En el momento de la concesión del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, en 1987, Villa El Salvador contaba con más de 300.000 habitantes, la mayoría de ellos de origen andino. Su carácter masivo la ha convertido en la experiencia urbano-popular más grande del Perú y en una de las mayores de América Latina. Hoy en día tiene dos millones de habitantes.

Destacando siempre por sus acciones en defensa de los derechos humanos, la planificación urbanística de Villa El Salvador, asumida por los vecinos, que construyen sus propias viviendas y avenidas, consiste en un diseño en el que cada 24 familias forman una manzana y cada 16 manzanas conforman un grupo o barrio, reservando ciertas áreas para colegios, mercados, centros de recreo y unas 1.000 hectáreas para zona agrícola e industrial. Su organización vecinal, en la que se mantiene siempre un alto grado de participación democrática, consiste en un modelo autogestionario basado en la tradición andina. Miles y miles de vecinos se convierten anualmente en dirigentes.

martes, 28 de enero de 2020

Mora acogía una Vigilia Misionera para cooperar con la Misión de Villa El Salvador en Perú

La Parroquia "Santa María de Altagracia" de Mora ha acogido la celebración de una Vigilia Misionera con el objetivo de cooperar con la Misión de Villa El Salvador, en Perú, y contribuir al proyecto emprendido por los misioneros diocesanos de Toledo en la Parroquia "Cristo de Pachacamilla".


La Vigilia Misionera tuvo lugar en la Ermita del Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Mora, contando con la implicación de la Residencia de Ancianos Purísima Concepción y Santiago, en la que desarrollan su labor asistencial las Religiosas Franciscanas de la Purísima.

Con gran participación daba comienzo la Vigilia, que estuvo presidida y dirigida por el sacerdote César Gallardo de Gracia, que durante cuatro años fue misionero en Perú, en los Seminarios Mayor y Menor de la Prelatura de Moyobamba. En la actualidad César es director adjunto del Colegio Stmo. Cristo de la Sangre de Torrijos y Administrador Parroquial de Gerindote.

Después de la Exposición del Santísimo, y guiados por César, hubo lectura del Evangelio, reflexión y oración. Todo ello acompañado con los cantos del Coro Parroquial titular de la Ermita del Stmo. Cristo de la Vera Cruz.

Concluyó esta Vigilia con la celebración de un encuentro misionero, en el que, con proyección de fotos, se informó de las acciones realizadas en la Parroquia “Cristo de Pachacamilla” de la Misión de Villa El Salvador. Éstas han sido financiadas, entre otras instituciones y personas, por el Grupo Parroquial de Cáritas y fieles de la Parroquia de Mora.


Informó de ellas el Misionero Eulalio Martín-Tadeo Viguera, portador de las donaciones, pues ha estado ayudando en la Misión a los dos Sacerdotes toledanos de la misma, Padres Gustavo y Javier, durante 25 días en los meses de octubre y noviembre de 2019. Estas donaciones se han dirigido a financiar el proyecto de construcción de un nuevo Templo Parroquial, pues el actual está muy peligroso al estar afectado por la enfermedad del cemento, y a financiar varias acciones de necesidades sociales urgentes.

César Gallardo dejó constancia, con su testimonio misionero, de la importantísima labor evangelizadora que desarrollan los misioneros en todos los territorios de Misión. En este caso en los Seminarios Mayor y Menor de la Prelatura de Moyobamba en la Selva de Perú. Explicó además que en los mismos se forman jóvenes para ser sacerdotes y la inmensa alegría que produce ver los frutos de esta Evangelización y Formación cuando son ordenados Sacerdotes dichos jóvenes. Se proyectó un vídeo informativo de las actividades de los seminaristas en los seminarios.


martes, 21 de enero de 2020

Infancia Misionera, escuela de sensibilización misionera para niños

Los niños hacen sus aportaciones, como fruto de un trabajo de sensibilización misionera, que se lleva a cabo en las parroquias y colegios. Según ha desgranado Calderón, Obras Misionales Pontificias ofrece a lo largo del año materiales a catequistas y profesores con el proyecto “Con Jesús, niño a la Misión”, en la que los niños españoles están conociendo al niño Jesús por los lugares geográficos que visitó en su infancia.


Este curso está centrado en Egipto (“Con Jesús a Egipto, ¡en marcha!”). Los niños españoles “viajan” con la Sagrada Familia a Egipto para descubrir el sentido misionero de este tiempo de huida y persecución. Egipto permite trabajar con los niños aspectos de actualidad como son las migraciones, la multiculturalidad y la familia. Desde OMP se ofrecen recursos para que los niños puedan rezar, informarse, y acompañar a Jesús en su huida; y crea un concurso nacional al año –en esta edición, de podcast-. Además, este año, como novedad, ha convocado un campamento de verano.

Así lo ha contado Monsterrat Prada, delegada diocesana de misiones en Zamora, que pone a pie de calle todas estas propuestas de Infancia Misionera para llegar a los niños de su diócesis. “Hay que hablar a los niños de hoy con el lenguaje de hoy”. Y por ello, intenta de una forma vivencial, que los niños aprendan a ser misioneros. Cerca de 700 niños de su diócesis se dan cita este sábado para vivir en primera persona el drama de los refugiados a través de un scape room. “¿Qué aporta Infancia Misionera a los niños de hoy?: Que aprendan a ser más abiertos, a conocer nuevas realidades, a interesarse por alguien más que por ellos mismos”, ha concluido.