martes, 16 de febrero de 2016

Celebrada una VIGILIA - ENCUENTRO MISIONERO en Mora (Toledo)

Por Eulalio Martín-Tadeo Viguera
La Parroquia Santa María de Altagracia de Mora ha celebrado una Vigilia-Encuentro Misionero que se celebró en la Capilla del Cristo de la Vera Cruz y en el Salón de Actos de la Residencia Purísima Concepción y Santiago en la que desarrollan su labor asistencial las Religiosas Franciscanas de la Purísima.


El acto comenzó en la Capilla con la llegada de los fieles asistentes de Mora y pueblos del Arciprestazgo y varios Misioneros llegados de otros lugares de la provincia. Posteriormente el Párroco Don Santiago Conde Gallego presentó al Sacerdote Diocesano D. Juan Anaya Higuera, actual Párroco de la Parroquia de Santa Bárbara en Toledo. Durante casi ocho años fue Misionero en El Perú, concretamente en la Prelatura de Moyobamba. Entre otras cosas fue Director Espiritual del Seminario y Responsable de la Pastoral Vocacional en la propia Prelatura, además de atender varias de las parroquias de allá. Él mismo fue quien dirigió la Hora Santa posterior que comenzó con la Exposición del Santísimo Sacramento. Se leyeron dos textos del Evangelio de San Lucas, Lc.16, 19-25 (El rico Epulón y el pobre Lázaro) y Lc.10, 25-37 (El Buen Samaritano) invitando a los asistentes a reflexionar sobre estas lecturas. Durante la Hora Santa cantó el Coro Parroquial de la Ermita del Cristo. Terminó la Hora Santa con la Reserva del Santísimo y un canto Misionero.





Ya en el Salón de Actos el Padre Anaya, presento a los asistentes su Testimonio de vida Misionera en la Prelatura de Moyobamba. Todos los allí reunidos disfrutaron de su relato y sobre todo de las explicaciones  que hizo de su vivencia en las Comunidades de la Selva y en el propio Seminario. Destacando algunas simpáticas anécdotas por él vividas, y terminó deleitando a todos con el canto de la preciosa canción dedicada a la Virgen de la cual es autor, “Madre Inmaculada”.






En el mismo acto, también nos relató su experiencia Misionera la Hermana Julia Montero Iglesias, de la Compañía de Santa Teresa de Jesús que ha desarrollado su labor en el continente Africano. Explicó que desde muy pequeña recogía donativos con las huchas del día del Domund, y de esa forma empezó a notar su inclinación para ir a Misiones. Después de estudiar Magisterio decidió ingresar en las Hermanas de Santa Teresa de Jesús pues estas tienen Misiones en Angola y ella siempre había querido ir a África de Misión. Allí estuvo durante doce años hasta que el Grupo Terrorista UNITA secuestró a toda la Comunidad Religiosa y después de un tiempo secuestradas, las expulsó del país.

Volvió a España y después de un tiempo, viendo la Dirección de la Compañía su afán Misionero, con mucha suerte para ella, la enviaron a fundar una nueva Misión en África. Esta vez en Costa de Marfil, continuando con esta bella labor hasta el año 1999 en el que regresó a España por motivos familiares. Actualmente sigue siendo Misionera pero más cerca, en el Colegio Teresiano de Mora, aunque no olvida que su Misión está en África.

Terminó el acto con la degustación de un café preparado por los componentes del Coro y la Comunidad Franciscana. Todos quedaron emplazados para otra tarde pues no se pudieron proyectar las fotos de las acciones que se han desarrollado en la Misión de Villa El Salvador, en El Perú, concretamente en la Parroquia “Jesús Nazareno” que han sido financiadas por el Grupo Amigos de la Misión y la Parroquia.

Una bonita tarde la vivida en la Vigilia-Encuentro Misionero en Mora.