miércoles, 22 de julio de 2015

Misionología y verano, una fórmula que engancha

La Delegación Diocesana de Misiones de Toledo participa por tercer año consecutivo en el Curso de Verano de la Cátedra de Misionología de la Universidad San Dámaso


La Delegación Diocesana de Misiones de Toledo continua desarrollando #VeranoMisión, programa misionero que aprovecha la época estival para aunar la formación con experiencias misioneras de verano en países como Perú, en particular en las Diócesis de Lurín y Moyobamba, con las que la Diócesis de Toledo mantiene estrecha colaboración desde hace años.

En el marco de este programa, miembros de la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo han participado, por tercer año consecutivo, en el Curso de Verano de la Cátedra de Misionología de la Universidad de San Dámaso. Un encuentro académico en el que los alumnos se han acercado a “la misión como servicio de la caridad” (impartida por el profesor Jaime Ballesteros Molero), “Evangelii Gaudium, la Iglesia ante el reto de la misión” (profesor Juan Carlos Carvajal, natural de Carriches, en Toledo), “Inculturación de la fe y evangelización de la cultura” (profesor Avelino Revilla Cuñado, Vicario General de la Diócesis de Madrid), “La animación misionera” (profesor Juan Martínez), siendo clausurado por el director nacional de OMP, Anastasio Gil, que ofreció un acercamiento al Decreto Conciliar Ad Gentes sobre la actividad misionera de la Iglesia, en su 50º Aniversario.

Pero no solo los participantes tuvieron contenidos académicos sobre la misionología, sino que además de la convivencia también contaron con vídeo – fórum, mesas redondas, testimonios misioneros, celebraciones litúrgicas y visitas culturales a Segovia. ¡Una fórmula que engancha!, es la afirmación de muchos de los participantes, que fusionan la formación académica con actividades más lúdicas, pero siempre con raíces misioneras, que sirven para profundizar en la naturaleza misionera de la Iglesia.

La Delegación Diocesana de Misiones de Toledo apuesta decididamente por la formación misionera, por lo que motiva la participación de sus miembros en colaboradores en todas las acciones formativas de Obras Misionales Pontificias, a las que agradecen su constante apoyo y cooperación para la puesta al día constante en el ámbito misionero. Acciones formativas que, como destaca el Delegado Episcopal de Misiones, Jesús López Muñoz, “hace a todos partícipes de la Alegría del Evangelio, lo que contribuye al empuje que nuestros colaboradores desarrollan posteriormente en nuestra Diócesis y en todas las que han participado en la formación”.

Misionología y verano, formación y compromiso, Evangelio y misioneros, son claves que seguirán ofreciéndose en esta iniciativa del Curso de Verano, que año tras año despierta la esperanza, la fuerza y la acción misionera de muchos participantes.