viernes, 2 de octubre de 2015

Presentan el Decreto Ad Gentes como “uno de los documentos más lúcidos y estimulantes sobre la dimensión misionera”

La Biblioteca de Castilla – La Mancha ha acogido la conferencia con la que la Archidiócesis de Toledo conmemora el cincuenta aniversario del Decreto Ad Gentes, sobre la actividad misionera de la Iglesia


  • El acto misionero ha estado presidido por el Arzobispo de Toledo y Primado de España, Monseñor Braulio Rodríguez Plaza, acompañado del Obispo Auxiliar de Toledo, Monseñor Ángel Fernández Collado y el Obispo Emérito de Segovia, Monseñor Ángel Rubio Castro.
  • El Arzobispo de Toledo ha agradecido a la Biblioteca de Castilla – La Mancha y a su director, Juan Sánchez, la posibilidad de realizar este acto académico y cultural.
Esta tarde la Biblioteca de Castilla – La Mancha ha acogido la celebración de un acto conmemorativo del cincuenta aniversario del Decreto Ad Gentes, sobre la actividad misionera de la Iglesia, que ha estado organizado por la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias y la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo, en el marco del plan pastoral diocesano, que en este año posee como lema “Hago nuevas todas las cosas”.

De esta manera se ha dado respuesta a la petición del Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, y a la de la Comisión Episcopal de Misiones y de Cooperación con las Iglesias, que preside el Arzobispo de Toledo y Primado de España, Monseñor Braulio Rodríguez Plaza, que sugerían la realización de actividades de reflexión teológico – pastoral para conmemorar este aniversario del Decreto Ad Gentes.

Precisamente el acto ha estado presidido por Monseñor Braulio Rodríguez Plaza, acompañado del Obispo Auxiliar de Toledo, Monseñor Ángel Fernández Collado y el Obispo Emérito de Segovia, Monseñor Ángel Rubio Castro. Monseñor Braulio Rodríguez, además de agradecer a la Biblioteca de Castilla – La Mancha y a su director, Juan Sánchez, la posibilidad de realizar este acto académico y cultural, ha encuadrado el Decreto Ad Gentes en el conjunto de otros documentos del Concilio Vaticano II, animando a los asistentes para que conozcan y profundicen en los mismos; en este sentido, el Arzobispo de Toledo señalaba que Ad Gentes se fundamente en las principales constituciones aprobadas por el mismo Concilio, “especialmente la Gaudium et spes y la Lumen gentium”. También ha agradecido la asistencia del Director Nacional de Obras Misionales Pontificias, Anastasio Gil, a la vez que situaba esta actividad en el contexto de las actividades diocesanas y de todas las que durante los próximos meses se irán realizando para seguir profundizando en el Decreto Ad Gentes, sobre la actividad misionera de la Iglesia.

Durante la ponencia de Anastasio Gil, ha recordado que conmemoramos “el hecho de que hace 50 años los Padres conciliares aprobaran de manera prácticamente unánime este documento misionero”, documento que “recuerda y encomienda a la Iglesia su compromiso con la misión ad gentes, haciendo resonar las palabras de Jesús antes de volver al Padre: 'Id, pues, y hace discípulos a todos los pueblos...'”.


Además, Gil García ponía en valor que el mensaje de Ad Gentes “es recogido, ampliado y desarrollado por tres documentos pontificios posteriores, firmados por el Beato Pablo VI, Evangelii nuntiandi, San Juan Pablo II, Redemptoris missio, y recientemente el Papa Francisco con Evangelii Gaudium”, sobre esta cuestión profundizaba afirmando que “difícilmente podrían entenderse estos textos del Magisterio sin las ideas fundantes que ofrece el decreto conciliar Ad Gentes”.

Anastasio Gil, Director Nacional de OMP
Aprovechando este 50 Aniversario del Decreto Ad Gentes consideraba esencial Anastasio Gil la formación misionera, a la vez que afirmaba rotundamente que “Ad Gentes es uno de los documentos más lúcidos y estimulantes sobre la dimensión misionera que Jesucristo quiso insertar en la entraña de la Iglesia”.

Previamente, en la presentación del acto, el Delegado Diocesano de Misiones, Jesús López, señalaba cómo Ad Gentes sitúa su mirada en la naturaleza de la Iglesia, que “es por su propia naturaleza misionera”. Esa naturaleza misionera debe llevar “a todos a vivir la Alegría del Evangelio y no quedarnos encerrados sino estar en constante salida, en constante peregrinación, en constante encuentro misionero”.

Al acto, que supone el primero del Octubre Misionero en la Archidiócesis de Toledo, que será presentado la próxima semana oficialmente por la Delegación Diocesana de Misiones y la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias, han asistido representantes eclesiásticos, además de representantes de instituciones académicas, culturales y sociales de Toledo.