lunes, 1 de marzo de 2021

Gratitud a los misioneros toledanos en el Día de Hispanoamérica

23 sacerdotes de Toledo, acogidos en la OCSHA (Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana), desarrollan su labor misionera en América Latina 

En 2020 la Archidiócesis de Toledo contribuía en el Día de Hispanoamérica con 2000 euros, gracias a las aportaciones de las parroquias diocesanas. 

Con el lema “Con María, unidos en la tribulación”, el domingo 7 de marzo, la Iglesia en España celebra el Día de Hispanoamérica. Una jornada misionera que desde hace más de 60 años promueve la Conferencia Episcopal Española, centrando su mirada en la Iglesia en América Latina, recordando a todos los misioneros y las misioneras. En 2020 la Archidiócesis de Toledo contribuía en el Día de Hispanoamérica con 2000 euros, gracias a las aportaciones de las parroquias diocesanas. 

Desde Toledo, de manera singular, se quiere recordar y agradecer la labor misionera que desarrollan en América Latina los 23 sacerdotes diocesanos toledanos que se encuentran acogidos en la OCSHA (Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana). La Archidiócesis de Toledo es la que más sacerdotes tiene acogidos en esta iniciativa de cooperación sacerdotal misionera, de un total de 178 sacerdotes de todas las diócesis españolas. 

Pero, además, junto a estos 23 sacerdotes diocesanos toledanos, la Archidiócesis de Toledo cuenta con 5 misioneros laicos, 3 obispos, 37 misioneros consagrados y consagradas y 18 sacerdotes religiosos. Todos ellos sienten la gratitud de la Archidiócesis de Toledo, porque son la manifestación de la vida evangélica de cada una de las parroquias toledanas, que se encuentran comprometidas en la animación misionera.

El Día de Hispanoamérica constituye un momento de profunda acción de gracias por todos ellos, por los sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, que se encuentran en misión en el continente americano; repartidos territorialmente, en Perú, que sigue siendo el país donde más misioneros toledanos se encuentran, con 21 misioneros; después encontramos representación misionera toledana en México (13 misioneros), Venezuela (11 misioneros), Chile (10 misioneros), Argentina (7 misioneros), Ecuador (5 misioneros), Brasil (4 misioneros), Cuba (3 misioneros), Bolivia (3 misioneros), Nicaragua (3 misioneros), República Dominicana (3 misioneros), Uruguay (2 misioneros), Colombia y Puerto Rico (ambos con 1 misionero). 


Muchos de estos países están siendo golpeados muy duramente por la actual pandemia de la COVID-19, con circunstancias que socialmente hacen profundizar aún más la pobreza estructural y económica existente en algunos de los lugares indicados y que tienen presencia de los misioneros toledanos. Estos hombres y mujeres de Toledo son anunciadores de Jesucristo, con creatividad y audacia, en ambientes difíciles y muchas veces olvidados, ofreciendo una respuesta llena de esperanza, de servicio y de disponibilidad para todos los que se acercan a ellos: son los misioneros toledanos, testimonio de entrega generosa y sin paliativo en estos momentos en América Latina, y en el resto del mundo. 

         La Delegación Diocesana de Misiones de Toledo, junto al Secretariado de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias de la Conferencia Episcopal Española, son un servicio de acompañamiento de los sacerdotes y laicos misioneros enviados a América. En la actualidad la OCSHA cuenta con sacerdotes de las diócesis españolas repartidas en 20 países diferentes de América, contando con presencia toledana en 14 de esos países. 


         En este Día de Hispanoamérica se pedirá de manera concreta la colaboración y cooperación con los misioneros diocesanos en cada una de las parroquias e instituciones eclesiales de la Archidiócesis de Toledo, con un llamamiento especial dirigido a las Cofradías y Hermandades, para que puedan hacer real el ejercicio de la caridad cofrade con las aportaciones dirigidas a los misioneros y sus proyectos en América Latina.

ONGD Misión América, la ONG de los misioneros para los misioneros 

        La Archidiócesis de Toledo, desde el año 1993, cuenta también con una delegación de la ONGD Misión América, como uno de los servicios esenciales de ayuda y cooperación a los misioneros y las misioneras. 

         La delegación de la ONGD Misión América en Toledo y en Castilla – La Mancha se han consolidado como una referencia en la coordinación y en las actividades de sensibilización misionera, para hacer llegar a la sociedad un claro testimonio esperanzador de que otro mundo es posible, como lo atestigua el trabajo constante y diario de todos y cada uno de los misioneros. 

         Misión América promueve la ayuda para los misioneros, como ONGD de los misioneros para los misioneros, siempre desde el desarrollo integral de las personas más desfavorecidas de todos los países, fomentando una ética global de solidaridad, fraternidad y cooperación al servicio de un futuro en el que ha quedado claro que la interdependencia y la corresponsabilidad es esencial para el desarrollo de todos y cada uno de los hombres y mujeres del mundo, adquiriendo un nuevo significado, en este siglo XXI, la familia humana que no se entiende sin el compromiso de todos y todas. 

         Una herramienta eficaz al servicio de cada misionero es la ONGD Misión América, pero también para todas las comunidades e instituciones que requieren la ayuda de los misioneros y las misioneras. Este servicio misionero ayuda a la gestión y la obtención de financiación de proyectos pastorales y sociales, con el objetivo de caminar conjuntamente con todas las personas que están viviendo momentos de precariedad y dificultad en todos los lugares del mundo, siempre trabajando con visión y valoración integral de las personas en su dimensión social, cultural y religiosa, defendiendo la igualdad y la justicia allá dónde nuestros proyectos se lleven a cabo, generando un retorno a la sociedad, para mejorarla día a día, proyecto a proyecto. 

         Los cinco delegados de la ONGD Misión América en Castilla – La Mancha, junto al coordinador regional, Fernando Redondo Benito, hacen un llamamiento a la solidaridad, a la opción preferencial por los más pobres. El objetivo que se plantean, en este Día de Hispanoamérica, es recordar la necesidad de crecer en la solidaridad, la responsabilidad y el cuidado basado en la compasión, reforzando la vida junto a los más necesitados, desde una espiritualidad de la solidaridad global. 

         Hoy los voluntarios y voluntarias de la ONGD Misión América, nacida de los misioneros para los misioneros, se han convertido en motor de cambio social, que además ofrecen la seguridad de una gestión transparente, pero que además aportan un conocimiento y cercanía a la vida de las comunidades que están siendo acompañadas en América Latina por los misioneros y las misioneras. 

         Gracias a los misioneros y a las misioneras, la ONGD Misión América se convierte en la ONGD de Toledo y de Castilla – La Mancha que más expatriados tiene comprometidos con proyectos de cooperación para el desarrollo. Esta circunstancia hace viables los pequeños proyectos que llegan desde América Latina, donde las contrapartes están demostrando un trabajo conjunto y necesario para avanzar en la justicia social. 

         Desde Misión América en Castilla – La Mancha se da las gracias a todas las personas que han confiado su ayuda para los proyectos impulsados por los misioneros y misioneras, poniéndose a disposición de todas las personas que desean cooperar con iniciativas vinculadas al desarrollo social, sostenible e integral en todo el mundo. En la página web de Misión América, www.misionamerica.org, puede encontrarse más información para colaborar y sumarse como socios a esta iniciativa misionera.