miércoles, 26 de febrero de 2020

24 sacerdotes de Toledo comprometidos con la misión en países de América Latina

En 2019 la Archidiócesis de Toledo contribuía en el Día de Hispanoamérica con 4000 euros, gracias a las aportaciones de las parroquias diocesanas.

  
Estos sacerdotes están acogidos en la OCSHA (Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana)

         Con el lema “Para que en Él tengan vida”, el domingo 1 de marzo, la Iglesia en España celebra el Día de Hispanoamérica. Una jornada misionera que centra su mirada en la Iglesia en América Latina, poniendo el énfasis en el compartir con todos nuestros hermanos, como hacen los misioneros y misioneras que están en esos territorios. También se recuerda la importancia de que todos los cristianos vivamos siempre con la conciencia misionera de que la vida que Dios nos regala es un don precioso, para cooperar con la misión.

         Ocasión para rendir un merecido homenaje a los misioneros y misioneras presentes en América Latina, entre los que se encuentran 24 sacerdotes diocesanos de Toledo, de los 208 misioneros españoles acogidos en la OCSHA (Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana), para que su labor de dar vida no quede relegada al olvido.

         Los misioneros de Toledo viven la riqueza del encuentro en varios países de América Latina, acompañando en la vida y en la plenitud de la humanidad, en ámbitos donde están en juego y en curso el desarrollo armónico de las sociedades y la identidad católica de los pueblos latinoamericanos. Nuestros misioneros, desde la coherencia y la alegría, desde su ser y estar desde el Evangelio, ayudan a los fieles cristianos a vivir su fe con alegría y coherencia, tomando conciencia de ser discípulos y misioneros de Cristo.

         La Delegación Diocesana de Misiones de Toledo, junto al Secretariado de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias de la Conferencia Episcopal Española, son un servicio de acompañamiento de los sacerdotes y laicos misioneros enviados a América. En la actualidad la OCSHA cuenta con sacerdotes de las diócesis españolas repartidas en 20 países diferentes de América.

         En el año 2019, la Archidiócesis de Toledo contribuía en el Día de Hispanoamérica con 4000 euros, gracias a las aportaciones de las parroquias diocesanas. Cada año son más las personas comprometidas con esta jornada misionera, con la oración y con la ayuda económica, pero además durante todo el año existen diversas iniciativas para cooperar con los proyectos de los misioneros diocesanos de Toledo.

Fernando Redondo pone la atención en el grito misionero que apunta al corazón

         El coordinador de la ONGD Misión América en Castilla – La Mancha, Fernando Redondo Benito, indica que este Día de Hispanoamérica nos sugiere poner “nuestra mirada en la misión de la Iglesia, para que centrándonos en el Evangelio podamos escuchar y hacer partícipes del grito misionero que apunta al corazón”.

         En ese sentido, Redondo añade que “esta jornada misionera no puede convertirse solo en una colecta más, sino que debe ser el eco y la presencia del gran anuncio misionero, del gran anuncio salvífico, que nos está demandando y necesitando la humanidad en su conjunto”.

         Las urgencias, las catástrofes, múltiples proyectos, pueden provocar que se olvide el sentido último del trabajo misionero, porque “ellos, todos y cada uno de los misioneros, si dan la vida por sus pueblos, por los hermanos de los países de América Latina o de otros lugares del mundo, lo hacen porque reconocen a Cristo en cada uno de ellos, descubriendo la inmensa dignidad que poseen”.

         Pide Fernando Redondo que no se deje de lado este Día de Hispanoamérica, “porque es una jornada misionera que nos toca muy de cerca, ya que la Archidiócesis de Toledo siempre ha abanderado el número de sacerdotes diocesanos que han sido acogidos por la OCSHA”. Además, indica que “nuestros misioneros diocesanos están necesitando nuestra ayuda”, ya que muchos de ellos no se encuentran estar en territorios de los que se llaman técnicamente de misión, encontrando en esta jornada de Hispanoamérica la manera de poder recibir ayudas económicas por las colectas y donativos.


Este día misionero es una oportunidad para poder acompañar a estos misioneros toledanos que viven también situaciones de verdadera pobreza y necesidad, a los que ofrecemos nuestra ayuda económica y material, pero también, y no menos importante, que sientan el reconocimiento, el afecto, el cariño de los toledanos que sabemos que se han ido a la misión.

Hagamos, añade Fernando Redondo, “que contribuyamos con nuestra oración y aportación para que los misioneros puedan seguir haciendo que brille la verdadera hermosura del Evangelio” que, como también indica el Papa Francisco, es “plenamente humanizadora, que dignifica íntegramente a las personas y a los pueblos, que colma el corazón y la vida entera”.

ONGD Misión América, un servicio misionero en Toledo

         Desde el año 1993, la diócesis de Toledo también cuenta con la ONGD Misión América como un servicio misionero de ayuda y cooperación. Una ONGD, con presencia en todas las diócesis españolas, que nació como iniciativa promovida por los misioneros diocesanos españoles de la OCSHA para la ayuda y el desarrollo integral de las personas más desfavorecidas de todos los países que cuentan con un misionero español.

         Misión América es una herramienta eficaz al servicio de cada misionero, que ayuda para la gestión y obtención de financiación de proyectos pastorales y sociales, con el objetivo de estar junto a las personas que viven en precariedad, trabajando en la visión y valoración integral de las personas en su dimensión social, cultural y religiosa, defendiendo la igualdad y la justicia allá dónde nuestros proyectos se lleven a cabo, generando un retorno a la sociedad, para mejorarla día a día, proyecto a proyecto.

         Gracias a esta ONGD, nacida de los misioneros para los misioneros, pueden ser sostenidos proyectos misioneros, con la seguridad de una gestión transparente, sostenida en la cooperación de voluntarios y voluntarias, que hacen de esta entidad una de las que de manera más cercana están al tanto de la vida que se desarrolla tanto en América Latina como en otros países.

         Desde Misión América se da las gracias a los misioneros y misioneras que confían sus proyectos a este pequeña ONGD, sabiendo que es una realidad misionera que se enriquece gracias al trabajo y aportaciones de todos, porque es una herramienta de la animación misionera en España y de especial ayuda a los misioneros de Toledo.