lunes, 10 de diciembre de 2018

Adviento misionero: “La misión, brújula para los jóvenes”

Adviento nos prepara para recibir a Jesús y nos invita a comunicar esta Buena Noticia


El tiempo de Adviento nos invita a anunciar que Jesús llega para todos; es un tiempo misionero. En este itinerario de preparación para el Mes Misionero Extraordinario, con motivo del centenario de la Maximum illud, proponemos esta reflexión para que los jóvenes vivan el Adviento teniendo como brújula la Misión.

La Carta Apostólica Maximum illud fue escrita para despertar la esperanza. Benedicto XV después del fin de la I Guerra Mundial -descrita por él en 1917 como “matanza inútil”- proponía despertar la conciencia acerca de la necesidad de la misión de llevar a todos la Buena Noticia del Evangelio. El papa Francisco contextualiza el Mes Misionero Extraordinario diciendo que: “También en nuestro tiempo, desgarrado por la tragedia de las guerras y acechado por una triste voluntad de acentuar las diferencias y fomentar los conflictos, la Buena Noticia de que en Jesús el perdón vence al pecado, la vida derrota a la muerte y el amor gana al temor, llegue también con ardor renovado a todos y les infunda confianza y esperanza” Carta al Cardenal Filoni, 22 de octubre de 2017

Crecemos en la amistad con Jesucristo

La Guía de Adviento misionero “Camino a Belén” es una propuesta para celebrar cada semana del tiempo de Adviento en clave misionera y así avivar la esperanza que hemos de comunicar. 

Escuchamos el testimonio de los misioneros y misioneras

Muchos misioneros y misioneras ejercen en el mundo entero la misión de estar con los necesitados y llevar el mensaje del Evangelio. No son héroes, son precursores de Jesús en medio de las gentes. No te pierdas el vídeo de “No son héroes”

Reflexionamos el texto para nuestra formación
“El Espíritu Santo enciende el corazón, abre los ojos y despierta la fe de los dos caminantes. Trabaja desde el principio de la creación del mundo para que el plan del Padre de recapitular todo en Cristo alcance su plenitud. Actúa en cada momento y en cada lugar, en la variedad de contextos y culturas, despertando también en medio de dificultades y sufrimientos el compromiso con la justicia, la búsqueda de la verdad, el coraje de la esperanza. Es por esto que San Pablo afirma que “toda la creación gime y sufre los dolores del parto hasta hoy” (Romanos 8,22). El deseo de vida en el amor y la sana inquietud que habita los corazones de los jóvenes son parte del gran anhelo de toda creación hacia la plenitud de la alegría. En cada uno de ellos, incluso en los que no conocen a Cristo, el Espíritu creador actúa para guiarlos hacia la belleza, la bondad y la verdad” Documento final del Sínodo de los jóvenes, n. 59

Nos comprometemos con la misión
Salir con los “Sembradores de Estrellas” por las calles para llevar el mensaje de Amor de Jesús y felicitar la Navidad en nombre de los misioneros nos convierte en auténticos misioneros.